No podemos construir nuestro futuro sin la conciencia y claridad de nuestro pasado, por eso, salgan a la vida de frente, pues atesoran en sus almas miles de mensajes y enseñanzas recibidas en todos estos años. El triunfo y los premios son para aquellos que descansaron menos, para aquellos que con voluntad supieron sobreponerse a sus debilidades. “La mayoría de las personas triunfadoras logran el éxito, solo porque tienen la suficiente determinación para alcanzarlo”.

La fundación educacional Colegio Instituto Victoria reconoció a través del premio al esfuerzo al estudiante que ha podido enfrentar diversos acontecimientos de su existencia en compañía de Jesús, robusteciendo su fragilidad y fortaleciendo su identidad. Se hace acreedor de este premio la estudiante de cuarto año medio A srta. Camila Valeska Castillo Opazo

En el proyecto educativo mercedario, Cristo es el fundamento; revela y promueve el sentido nuevo de la existencia y la transforma, capacitando al hombre a vivir de manera divina, es decir, pensar, querer y actuar según el evangelio. Este año se hizo merecedor del premio Alumno Institutano, la srta Fernanda Andrea González Araneda del cuarto año medio A.

             "La vida en ausencia de amor es una vida carente, demostrarlo es algo que debemos practicar y perpetuar, no esperemos que el tiempo fluya, pintemos nuestras vidas con trazos de mágicos colores, y mostremos gratitud ante la bendición de existir, porque la vida, con todo lo que implica, es la fuerza monumental que nos enseña a crecer.

               Son las mentes infantiles del ayer que han crecido entre pupitres rayados y desgastados. Les vimos madurar con el tiempo, recordando sus risas desenfrenadas en los momentos de regocijo. A veces tuvimos que ser drásticos y llamar su atención, y en muchas otras les felicitamos por sus logros y nos abanderamos ante sus penas y alegrías.

              Hoy es tiempo de despedidas, pero también de nuevos inicios que sellarán etapas diferentes y prósperas. Cuando llega este momento trazamos entre nosotros un puente de tiempo y de distancias, que se extiende entre hoy y el mañana. El presente cierra un ciclo que siempre podremos visitar con la agilidad de nuestros espíritus. El futuro será el preciado viaje que recorreremos entre sueños y esperanzas.

             Duele. Duele un montón. Pero va a pasar, y cuando sane, más fuerte vas a brillar, más alto vas a volar, más libre vas a soñar. Y vas a entender, que algunas historias terminan, para que otras mejores puedan empezar."

 

Álbum fotográfico -> Clic aquí