El 21 de mayo Chile está de fiesta. Es el día en que  conmemoramos el Combate Naval de Iquique, gesta heroica desarrollada en uno de los principales escenarios de la Guerra del Pacífico: el mar. Fue el día en que los hombres de la frágil Esmeralda, comandados por Arturo Prat, dieron su vida por una causa que les parecía justa y necesaria.

Nuestro héroe: Arturo Prat Chacón, nace en Ningüe en un hogar cristiano católico,  en donde los ejemplos de sus padres calan muy hondo en su joven espíritu. En ese hogar bendito aprendió los grandes ideales de respeto, de entrega y de sacrificio. En este hogar se fueron fraguando las virtudes humanas y cristianas, las que un día, en medio de la gran decisión de entregar la vida en pos de la patria, no le hicieron vacilar: “Vencer o Morir”.

En base a la consigna de vencer o morir se luchó bajo condiciones muy adversas logrando la victoria final que permitió consolidar y aumentar nuestro territorio.

Rescatar, valorar y preservar una identidad marítima es hoy necesario. Es tarea de estas generaciones seguir el ejemplo de nuestro héroe ARTURO PRAT, quién luchó no solo por ganar batallas y guerras, sino también por rescatar nuestra conciencia histórica, en la cual el mar ocupa un lugar fundamental. A TRAVÉS DE UNA GRAN DIVERSIDAD DE EXPRESIONES. LOS LIBROS, PERSONAJES Y BATALLAS SON LOS MÁS CONOCIDOS. 

Galería fotográfica -> Clic aquí